Mantenga sanas sus piernas

Tres acciones sencillas pueden ayudarlo a mantener la salud de las venas de sus piernas: el ejercicio, la elevación y el uso de medias con gradiente de compresión. La caminata regular, la práctica de la natación y el ciclismo hacen que trabajen los músculos de la pantorrilla y el muslo.

La contracción de estos músculos ayuda al retorno de la sangre venosa de las piernas hacia el corazón. También son necesarios el ejercicio y los periodos de elevación de las piernas para evitar el edema, las venopatías y las enfermedades linfáticas.

Consejos

  • Eleve las piernas sobre el nivel del corazón siempre que sea posible.
  • Deletree las letras del alfabeto con los dedos de los pies una vez cada hora cuando permanece sentado por mucho tiempo.
  • Evite estar sentado o de pie por periodos prolongados.
  • Evite el peso corporal excesivo.